Cinco razones por las que es bueno hacer pilates

Cinco razones por las que hacer pilates es bueno

El pilates tiene cientos de beneficios, pero en esta ocasión nos enfocaremos en solo en algunos que te puedan convencer de comenzar a practicar este famoso deporte en nuestra zona de training.

  1. Fortalece la musculatura:​ En los años 20, Joseph Pilates creó esta disciplina como entrenamiento para los bailarines, que necesitaban tener tanto flexibilidad como estar musculados. Los ejercicios de levantamiento de pesas disminuyen la flexibilidad, por lo que no eran los más adecuados para ellos. Así que ya en el nacimiento de esta disciplina se contempla el crecimiento muscular, pero de una forma muy diferente a la habitual. Las personas que practican pilates con asiduidad hacen que sus músculos se enfrenten a fuerzas contrarias, por lo que se rompen fibras y al volverse a generar es cuando se consigue aumentar el músculo.
  2. Pierde grasa:​ Otro de los beneficios más desconocidos es su capacidad para quemar grasa. Mucha gente piensa que cuando nos apartamos del ejercicio aeróbico, no existe posibilidad alguna de adelgazar, pero no es así, la práctica de este método consigue que los músculos sean más flexibles y que se alargue el rango de movimiento.
  3. Aumenta la resistencia:​ El método Pilates se emplea como entrenamiento para practicar otros deportes, por lo que notarás que tienes más resistencia muscular y, en definitiva, más fuerza. La razón es que la mayoría de movimientos que se hacen en estas clases requieren una contracción continuada de los músculos. Seguramente, el tiempo en el que aguantas esa contracción es mucho más largo que en cualquier otra clase. Y eso se nota: estarás más fuerte y te cansarás menos.
  4. Gana flexibilidad:​ Seguramente este es el beneficio más conocido del pilates y podrás notarlo a las pocas semanas de practicarlo. Los estiramientos y las elongaciones te ayudan a ampliar el rango de movimientos cuando practicas también otro tipo de ejercicios.
  5. Mejora tu estado de ánimo:​ Tal vez no se note cuando te mires al espejo, pero practicar regularmente pilates te aportará paz de espíritu. Por una parte, al ser consciente de tu respiración, estarás conectándote con tu cuerpo, conociéndolo mejor y, a la vez, dejando de lado las preocupaciones.

¿Entonces, te animas a venir a nuestra zona training y comenzar a practicar pilates?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons