Spa para parejas

parejas-techo-dollhouse

Spa para parejas: Dice un refrán popular que lo bueno, multiplicado por dos, es dos veces mejor. Respecto del descanso inteligente y eficaz, esta idea bien puede aplicarse a la experiencia de disfrutar en pareja los beneficios de un spa. ¡Tiene sentido! Si se trata de desprenderse del cansancio físico y mental, de superar estados de agotamiento y de reconectarse de nuevo con los aspectos esenciales de la vida, ¿qué mejor que hacerlo emparejado? Piénselo un momento: nuestra pareja es la persona con la que —así ocurre en la mayoría de los casos— más tiempo pasamos juntos. Es decir: es quien más nos influencia e influenciamos, en una relación de reciprocidad que merece atención, cuidado y, por supuesto, mantenimiento. Es increíble la cantidad de dinero, tiempo y esfuerzo que las personas solemos invertir en el mantenimiento de, por ejemplo, un carro, o una motocicleta. O de una bicicleta, en el caso de las personas más afines a los nuevos tiempos de desplazamientos eco-amigable.

Tanto dinero, tiempo y esfuerzo tiene sentido porque esos vehículos implican inversiones significativas de dinero y de ellos dependen nuestras posibilidades de movilidad. Mantenimientos necesarios para, por ejemplo, evitar accidentes. La pregunta es: ¿cuáles son los riesgos de una relación descuidada, a la que rara vez se le hace control de calidad, de bienestar? La respuesta es obvia: que se expone a un desgaste mayor y que, lo mismo que un vehículo, puede dejar varados a sus propietarios en un momento de mayor exigencia, de tránsito difícil. Los spas, los buenos spas, son talleres especializados en calibrar relaciones, en hacerles mantenimiento de un modo lúdico, eficiente y trascendente. Cuánto más se ha invertido en algo, más hay que cuidarlo, atesorarlo. Nuestra relación de pareja merece dosis de diligencia y atención. Y pasarla por un chequeo frecuente tiene además la ventaja de que puede ser sumamente divertido, agradable, significativo. Basta una hora, o un par de ellas, para que vivamos una experiencia de relajación, por ejemplo, y además de limpieza, tonificación y calibración del espíritu.

¿Qué piensas tú? Déjanos conocer tus pensamientos acerca del spa en parejas. Sigue explorando los demás artículos en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
Abrir chat
1
Hola, ¿Puedo ayudarte en algo?
Powered by